Educación  o  Des – educación se ha transformado en un producto de consumo, esto siguiendo la consecuencia lógica, transforma al educando en un objeto o elemento pasivo, intencionadamente.

El consumismo ha sido la cosificación y deformación de la educación en nuestro país, esto se ha impuesto por el  imperativo de la imagen (marketing), y la aceptación de una cultura simulacro.

Por esto entender, que la educación no es una aplicación estructural, es una forma de ver de plasmar lo cierto, este cierto, que ha sido disociado por las cúpulas rectoras, e intelectuales morbosos, con  malas administraciones,  a las que nos fuimos acostumbrando o aceptando, o simplemente fuimos sometidos, a ello.

La educación es una experiencia única, es la salida coyuntural  de la miopía imperativa y de la indefensión en la que se absorbe al estudiantado, sumergiéndolo en la supresión  del conocimiento profundo, exhibiendo sólo la superficie del  problema, y de paso dejando cautivas a las familias que no perciben la gravedad de esto. Esta educación actual deformada y degenerativa, cumple el papel fundamental de relativizar roles y estructuras, dando la impresión de que el conocimiento no tiene  importancia, y que esto si se puede reemplazar por la tecnología, que sin percibirse adecuadamente sólo es una parte, porque el conocimiento  virtual, no  va acompañado de la experiencia.

La noción que tantos años acompañó a la opinión pública de que la educación era rectora , de una realidad formadora y humana, no fue tal, la economía deformadora de las conveniencias, convirtió el escenario del conocimiento en un comercio establecido, relativizándolo, a través de ciclos de imágenes residuales, ilusorias y sin sentido.

¿Cómo se certifica esto?… hace 20 y tantos años  que los peores ranking en el mundo (es lo que el sistema usa para categorizar) los tenemos en Chile. Usted se preguntará cual ha sido el vínculo y vehículo de tal aseveración.

  • Chile tiene aproximadamente un 36% de  personas con problemas mentales.
  • La tercera edad tiene el segundo lugar en el mundo, con la más alta mortandad de suicidios.
  • Chile obtuvo hace poco entre sus niños el deshonroso puesto de ser entre el  nacimiento y los cinco años en los infantes, los niños con el menor poder cognitivo del mundo.

Tristes y paradojales circunstancias que rodean nuestro país. A lo mejor usted se preguntará y esto que tiene que ver con la educación…Todo:

  • Se aprende cuando el conjunto social en todas sus actividades propende al conocimiento.
  • Nos educamos cuando la noción de aprendizaje se toma como un alter ego de la más alta condición humana y no como consecuencia  de métodos depresivos…realzados convenientemente a la incisión económica, disfrazadas de políticas  administrativas.
  • Nuestro aprendizaje y educación será un lustro cuando en nuestras familias el educar no sea una obligación, sino que un acto de amor, que se multiplicará con esfuerzo  y sacrificio, priorizando esto en su contexto cómo un conjunto de afectos y de sueños.

En síntesis, ¿nuestras generaciones se han educado? Absolutamente no, Se han completado estudios académicos  que generalmente duran 5 0 6 años, insuficientes incluso para ser parte de una disciplina integradora y el ¿porqué de esta disposición e importancia a éste sistema académico? Por estatus y exitismo y ser aceptado en el sistema social, y así  poder seguir perteneciendo y no alejarse de esta sociedad de consumo que en su conjunto te  acepta, gracias a sus imperativos y necesidades.

En una proposición de síntesis, del  sistema educativo como un todo, cultural   y físicamente, porque tiene relación con la salud en todos sus aspectos; se reseña:

  • No mirar hacia otro lado como si esto no nos pasara a nosotros.
  • Considerar cómo lucha cultural permanente,  para proteger a los educadores como pieza vital en la Constitución y desarrollo de su trabajo en todos los aspectos, culturales y profesionales.
  • Mirar el interior de nuestros hogares, ver y reconocer nuestras falencias y fallas, para reconsiderar, como la palabra infancia, la fuimos relegando a una condición puramente lingüística , restándole la emoción que debe de tener y el significado de horizontes porvenir, necesarios, para una real Educación.

“ LEAMOS Y ENSEÑEMOS Y RESEÑEMOS LA LECTURA EN NUESTROS HOGARES”.

Imagen Principal: VICE